“A los funcionarios los están agrediendo y los carabineros pasan en las residencias”

Despido de dos trabajadores por hacer “contención” a adolescente descompensado genera movilización en el país, con pancartas. 

El despido de dos educadores de trato directo que hicieron contención a un adolescente descompensado en un centro del Sename generó una movilización a nivel nacional de funcionarios del Servicio Nacional de Menores (Sename).

Los centros siguieron funcionando normalmente, pero con letreros alusivos a la movilización. Solo un hogar de Concepción estuvo paralizado por unas horas.

La directiva de los trabajadores se ha reunido en dos ocasiones con la directora del Sename, Susana Tonda, quien les reitera que hoy hay un nuevo tratamiento a los menores.

“Los jóvenes estaban muy agresivos”

Alicia del Basto, presidenta de la Asociación Nacional de Funcionarios del Sename (Afuse), explicó que los trabajadores exigen un protocolo escrito de intervención en crisis: “Nos encontramos con un primer problema, porque hubo descompensaciones de jóvenes que estaban muy agresivos. Uno golpeó a la directora de una residencia, agredieron a los funcionarios de Junaeb, que son los que ahora entregan las colaciones, y hubo que intervenir. Un funcionario no quiso hacerlo y llamó a Carabineros”. Los dos que sí le hicieron contención física al adolescente fueron desvinculados de inmediato.

“Nos dicen que las intervenciones no son adecuadas, que es vulneración de los derechos sobre los chicos. Empezamos a pedir el protocolo de intervención en crisis. Nos respondieron que no estaba listo, que está en estudio, y las orientaciones técnicas también”, comentó Del Basto, quien acotó: “Falleció la Lisette y todavía no son capaces de decirles a los trabajadores cuál es la forma de intervenir a un menor cuando se está haciendo daño a sí mismo, o a otras personas”.

“No están actuando Salud, Educación, Senda”

El problema, piensa, es que “no funciona la otra parte del Estado. El Sename solo no puede atender estos niños que son complejos, que además tienen problemas de drogas. Los cambian a un sistema abierto de vida familiar, donde además pueden entrar sus familiares, y se descompensan. Entendemos la adaptabilidad, pero si no está funcionando el circuito para atenderlos, el Ministerio de Salud, Educación, Senda, es imposible que esto funcione bien y hoy los funcionarios están siendo agredidos, golpeados, y los carabineros pasan metidos en las residencias, llevándose chicos y chicas porque se descompensan fácilmente”.