Funcionarios del Sename piden al Gobierno evitar catástrofe sanitaria en recintos de menores

La presidenta de la Asociación Nacional de Funcionarios del Sename (Afuse), Alicia del Basto, llamó al Gobierno -y en especial al Ministerio de Salud- evitar una catástrofe sanitaria en el servicio, ya que los funcionarios e internos de las diversas residencias a nivel nacional no cuentan con las medidas mínimas de protección para enfrentar el Covid-19.

Según la dirigenta sindical, “afrontar la pandemia del Coronavirus al interior de la institución no ha sido fácil, como igual para el resto de la ciudadanía. Hoy estamos concentrados en atender y proveer a los centros de los menores, adolescentes y jóvenes del Sename, pero no contamos con las medidas mínimas de seguridad y se está poniendo en riesgo la salud de los jóvenes y adolescentes como la de los trabajadores”.

Por eso hago un llamado al gobierno a que entre todos podamos evitar una tragedia mayor, como ya las hemos visto en algunas residencias de adultos mayores, es necesario y urgente que la menor cantidad niños y funcionarios sean contagiados, sino vamos a vivir una tragedia. Y en la actualidad No existe ningún plan para enfrentar un crisis de esta magnitud, advirtió Del Basto.

“Por ejemplo, los educadores que vienen de la calle, con la ropa de su casa, podrían ser un foco para infectar un centro. Vienen de la calle, tienen que trabajar con la misma ropa durante todo el día o durante toda la noche. Algunos inclusos se han visto obligados a comprarse personalmente indumentaria para protegerse, como es el caso del Cread Entre Silos, de la ciudad de Talca”, señaló la dirigenta.

Para Del Basto lo más importante es prevenir y para eso los funcionarios deben ingresar a los centros con mascarillas y guantes: “El problema es que no hay guantes, ni mascarillas. Entonces, después las autoridades salen afirmando que es obligatoria el uso de la mascarilla y resulta que quienes trabajan en atención directa no tienen, y el riesgo es cada vez mayor”.

Otro foco de preocupación para los funcionarios son los protocolos de las residencias en tiempos de pandemia. Según los dirigentes sindicales, “los chicos entran y salen, y lo único que se hace en un centro es tomarles la temperatura, no tenemos otra herramienta o insumo que nos permita saber si esa persona está contagiada o no, y el riesgo que ello significa para una residencia”.

Finalmente, señaló que los propios funcionarios están trabajando con los menores de los distintos centros a nivel nacional, concientizando, dándoles contención, mucha conversación, e incluso facilitándoles sus propios teléfonos para que los chicos puedan hablar con sus familias en momentos complejos como los que está viviendo el país.